Tel.: 4362 5006     Cel.: 098 362 492     Oribe 423 - Durazno

.

.

.

.

 

 

 

Análisis de:

Nitrato,
pH (agua)
pH ( KCl)
N-Nitrato
Fósforo (Método Bray 1)
Fósforo(Método Acido Citrico)
Fósforo (Método Resinas)
Nitrógeno Total
Azufre
Carbono Orgánico
Materia Orgánica
Potasio
Sodio
Magnesio
Calcio
Zinc
Boro,
Manganeso,
Hierro
Aluminio
Humedad
Ac. Titulable
CIC (Capacidad de Intercambio Cationico)
Boro
Potencial de Mineralización Neta
Textura

Otros analisis, consulte

La recolección de la muestra del campo es la operación más sencilla y más importante pues una pequeña cantidad de suelo debe representar las características de una gran área.
Por lo tanto los procedimientos para tomar la muestra de suelo deben ser rigurosos pues los análisis de laboratorio que es la etapa más sofisticada desde el punto de vista operacional e instrumental no corrigen las fallas de un muestreo deficiente y una muestra mal tomada puede inducir a posteriores errores de interpretación en los resultados de los análisis con el consecuente compromiso técnico y económico de un programa de fertilización y corrección del suelo.

1) Materiales para el muestreo de suelos

Para el muestreo de suelo se necesitan las siguientes herramientas:
•Calador, taladro o pala. 
•Balde 
•Bolsa de nylon
•Etiquetas


2) Delimitación de las áreas de muestreo

Muchos factores contribuyen para las variaciones del nivel de fertilidad del suelo en el área a ser muestreada. El principio básico para la delimitación de un área es la uniformidad dentro de la unidad. Así un área, deberá ser dividida en subáreas que representen la mayor homogeneidad posible en cuanto a:

a) Posición topográfica

- zonas altas
- laderas
- zonas bajas

b) Tipo de suelo

c) Grado de erosión

d) Manejo anterior: incluyendo antigüedad de la chacra, cultivos anteriores, fertilizaciones anteriores o cualquier otro factor que pueda modificar la disponibilidad de nutrientes.

e) Distintos ambientes de producción dentro de una misma área

Las zonas delimitadas pueden o no coincidir con las divisiones existentes en el predio.
Debe tenerse en cuenta que el área mínima a dividir será aquella que se pueda manejar separadamente en las fertilizaciones, por lo cual el tamaño de la muestra varía de acuerdo al tipo de producción.
La figura siguiente muestra la división de un área a ser muestreada en función de distintos ambientes de producción dentro de una misma área

imagen suelo ambientes produccion

3) Profundidad de muestreo

La profundidad de muestreo está determinada principalmente por la capa de suelo ocupada por la mayor densidad de raíces y las características del perfil del suelo natural o modificado por el manejo. Se recomienda sacar una muestra de los primeros 20 cm de suelo para la mayoría de los nutrientes. En el caso de N, P, K, S entre otros, toda la información disponible sobre niveles críticos está realizada en base a profundidad de muestreo de 0-20 cm. Debe aclararse en las etiquetas de identificación este dato, ya que es mu importante para la toma de decisiones de fertilización.

4) Obtención de la muestra en cada área

En cada una de las áreas delimitadas, la muestra de suelo que la representa se obtiene realizando un conjunto de tomas individuales, que luego se juntarán en una sola muestra compuesta. El número de tomas a incluir en cada muestra compuesta depende de la variabilidad en fertilidad que tenga la zona a muestrear.

El número de muestras puede variar desde 15 a 40 (según facultad de agronomía, práctico fertilidad de suelo), lo cual aumenta a medida que:

Mayor área
Mayor fertilización anterior
Menor tiempo desde la última fertilización
Fertilización en cobertura
Siembra directa

En la mayoría de los casos las diferentes tomas simples se obtienen recorriendo el campo en zigzag, de manera que las mismas queden distribuidas al azar dentro del área muestreada, aunque el muestreo también puede ser realizado en forma sistemática.

Al efectuar la toma es conveniente evitar lugares de poca extensión que sean claramente distintos del resto del campo tales como:

a) zonas cercanas a los alambrados, canales, bebederos, montes de abrigo, caminos.
b) zonas donde se hizo fuego, o se depositó fertilizante o estiércol.

Las distintas tomas (preferentemente de poco volumen: 50-100 g) se van colocando en un balde limpio (que no haya sido usado antes con fertilizantes o estiércol).
Cuando se trabaja con pala debe ponerse especial cuidado que todas las tomas sean del mismo volumen, contribuyendo de igual forma a la muestra compuesta. 
En el momento de muestreo el suelo no debe tener un contenido de agua excesivo, lo que dificulta el procedimiento, ni estar demasiado seco ya que se puede perder la porción superior de la muestra de suelo que es generalmente la parte más rica en nutrientes.
Es muy importante que todos los elementos utilizados en el muestreo (bolsas, balde, taladro, etc) estén limpios. El mínimo contacto de estos elementos con restos de fertilizantes, estiércol, u otro elemento de concentraciones altas de nutrientes pueden contaminar severamente la muestra y proporcionar un resultado erróneo.

5) Acondicionamiento y envío de la muestra al laboratorio

La cantidad ideal de muestra a enviar al laboratorio es aproximadamente 1 kg. Muchas veces la muestra obtenida en el campo pesará mucho más. En estos casos lo más conveniente es desagregar y mezclar bien la tierra dentro del balde y luego extraer una cantidad de aproximadamente 1 kg. La muestra así obtenida se colocará en una bolsa de naylon limpia, a la cual se le pega la etiqueta con la información correspondiente.
ver etiqueta

Si dentro de los análisis a realizar se incluye N mineral, es conveniente mandar la muestra en una conservadora refrigerada, con el objetivo de evitar la mineralización de N a partir de formas orgánicas.
Enviar lo antes posible la muestra al laboratorio en una caja o conservadora a la cual se pega la etiqueta de envió que el laboratorio proporcionara. 
ver etiqueta

6) Frecuencia del muestreo

La frecuencia del muestreo del suelo es dependiente de la intensidad de uso del área y de los sistemas de cultivo adoptados, principalmente con relación a los criterios usados para corregir la acidez y fertilización de los suelos.
El muestreo de suelos se realiza generalmente en forma previa a la instalación de los cultivos (aproximadamente un mes antes) pero algunas situaciones requieren un muestreo en momentos específicos del ciclo, tal es el caso de la determinación del contenido de N-NO3- en el suelo al macollaje de cultivos de cereales. En otro extremo podemos considerar el muestreo de suelos para decidir el encalado, que deberá realizarse por lo menos 4 meses antes de la siembra.

Haga Su Consulta

Si usted desea mas informacion llene este formulario. Sera contactado lo mas pronto posible.
Por favor llene los campos requeridos.